Cara de roca

Tuneladoras de escudo cerrado

Imagen1.png

Excavación: los escudos cerrados realizan la excavación del frente mediante una Rueda de Corte que abarca la sección del túnel de forma integral, es decir, la excavación se realiza a sección completa, al contrario que los Escudos Abiertos o los métodos convencionales.


Avance: el avance de las TBMs de escudo cerrado depende del tipo de revestimiento. Si se trata de tubería de hinca de hormigón armado, el proceso consiste en empujar el túnel completo desde el bastidor. Si por el contrario se trata de un túnel de dovelas, la máquina se apoyará en el último anillo construido para avanzar, dejando cada uno de los anillos en su posición definitiva.


Extracción del material: en este caso, los escudos cerrados pueden contar con diferentes métodos de extracción del material, pudiendo realizarse por vía húmeda, seca o semi-húmeda.


  • La extracción por vía húmeda define a las tuneladoras tipo Slurry o hidroescudos, cuyo principio básico consiste en la extracción y sostenimiento del frente mediante un fluido tixotrópico, compuesto principalmente por agua, bentonita y aditivos, que además permite realizar la retirada del material mediante la suspensión de éste en el fluido en la cámara de excavación.

  • La extracción por vía seca o semi húmeda, dependiendo del tipo de aditivo incluido en el proceso, consiste que una vez el material es retirado del frente, cae a una cámara que cuenta con un tornillo sinfín o una cinta transportadora que vierte en un vagón que permite trasladar el material hasta el exterior del túnel.


Aplicación: la aplicación de estos tipos de escudos son muy variables y versátiles, desde rocas duras y abrasivas hasta materiales muy blandos y poco cohesivos. La utilización de uno u otro tipo de escudo cerrado dependerá principalmente del tipo de terreno, que será el que defina sobre todo el tipo de extracción a utilizar, tal como se puede observar en las siguientes figura.