Cara de roca

Tuneladoras de escudo abierto

Imagen1.png

Excavación: los escudos abiertos realizan la excavación mediante elementos clásicos instalados en la parte frontal del escudo, principalmente pueden ser una pala excavadora, una rozadora o un martillo neumático.


Avance: se utilizan principalmente con revestimientos de tubería de hormigón armado con las que el proceso de avance consiste en el empuje mediante cilindros hidráulicos desde un bastidor ubicado en el pozo de ataque. Con este método el túnel se mueve completamente durante el proceso de avance y las fuerzas de empuje se transmiten desde el bastidor hasta el escudo a través de todas las tuberías instaladas. Con estas máquinas también se pueden utilizar dovelas de hormigón, con las que el avance únicamente lo realiza la TBM ya que los anillos de dovelas permanecen en su posición definitiva una vez instalados y la máquina se apoya en ellos para el empuje.


Extracción del material: la retirada del detrito procedente de la excavación se realiza por vía seca. El material al ser retirado del frente, cae a una cámara que cuenta con un tornillo sinfín o una cinta transportadora que vierte en un vagón que permite trasladar el material hasta el exterior del túnel.


Aplicación: suelos blandos, suelos heterogéneos y rocas de hasta 80 MPa en zonas sin presencia de agua.